LAS SECTAS AL DESCUBIERTO

12.08.2018 11:55

En la presente obra se desarrollan las ideas expuestas por LARGANTZA en conferencias, impartidas principalmente ante jóvenes, padres y profesores. Realizamos este trabajo con un sentido didáctico, cuya finalidad es hacer entender el problema de las sectas destructivas.

 No sólo va dirigido a quienes lo hayan sufrido, sino a los que pueden evitar verse envueltos en una tenebrosa historia, o sea, cualquier persona. La neurosiquiatra francesa Jacqueline Renaud, explica: «El fanatismo es posible para todo ser humano». Es algo que puede funcionar en el cerebro, mediante técnicas adecuadas que logran anular la voluntad de la persona, para que un líder dirija a su antojo a sus seguidores. Se llegan a provocar suicidios colectivos, asesinatos de tipo ritual o actos terroristas. Incluso se deja morir a un hijo.

 Conocer cómo funcionan los mecanismos de las sectas es la mejor vacuna para evitar caer en ellas. Tal es lo que pretendemos con una exposición sencilla y clara, a pesar de lo complicado del tema. No es éste un libro de datos sobre grupos, ni sobre sus doctrinas, sobre lo cual hay abundante bibliografía. La intención es que sea un instrumento para que ayude a pensar, a saber cómo funciona nuestra mente. De esta manera las organizaciones que utilizan, para su interés, estos conocimientos lo tendrán más difícil.

Lo fundamentamos en el conocimiento del problema a causa de experiencias personales vividas. También, en otros casos, por los testimonios de muchas personas que han sufrido el problema y se han puesto en contacto con LARGANTZA. Va dirigida a los jóvenes. Por sus condiciones personales y sociales son los que mayor riesgo tienen de ser atrapados en colectivos que intentarán adueñarse de su vida.

 Convierten a los chavales que caen en sus redes en autómatas. Se les controla psicológicamente para convertirles en esclavos. No sólo pierden su libertad, también su identidad, su ser. Son muchas las familias que se encuentran con un problema que no entienden, que no son capaces de explicarse y que el protagonista vive, en determinadas fases, con una felicidad inusitada. Éste ha conocido la Verdad y se siente libre. Asume el deber de extenderlo a todo el mundo. Se siente incomprendido. Todo lo que no es su nueva creencia y trabajar para el grupo, que se la ha enseñado y la defiende, pierde sentido. Dejar los estudios, cambiar de dieta o de manera de vestir son algunos de los síntomas iniciales. Cuando tiene «fuerza» suficiente se va de casa o está ausente, fuera de su entorno, «como ido». Deja de hablar con los familiares y antiguos amigos.

Los que le rodean no saben qué hacer. Se sienten impotentes. No hay posibilidad de diálogo porque este «nuevo personaje» tiene todo muy claro, respuestas para cualquier pregunta. Los primeros afectados son aquellos que quieren al adepto y conviven con él. La impresión inicial de quienes ven el problema desde fuera, es que por ser mayor de edad puede hacer lo que quiera. Como es una elección personal hay que dejarlo. Se achaca lo que le ocurre a alguna rareza, o a que ha perdido la cabeza cuando el comportamiento es muy extravagante. Para abordar el tema de las sectas hay que desengañarse de esta apariencia.

 

LAS SECTAS AL DESCUBIERTO.pdf (12430586)