TESTIGOS DE JEHOVÁ

19.02.2019 19:08

TESTIGOS DE JEHOVÁ: INTOLERANCIA Y FANATISMO RELIGIOSO

HAY CITAS QUE DELATAN LA INTOLERANCIA Y EL FANATISMO DE LOS DENOMINADOS ¿TESTIGOS DE JEHOVÁ?, EN SUS DIVERSAS PUBLICACIONES.

En un Estado de Derecho y  en base a la Declaración de los Derechos Humanos, tendría que ser penado con la Ley, estos procedimientos coercitivos por parte de un Grupo religioso. Nadie puede ampararse en la libertad religiosa, para promover la discriminación entre ciudadanos y familias.

 

*"..Si el expulsado o desasociado es un pariente que vive fuera del círculo familiar y el hogar inmediatos. Pudiera ser posible eliminar casi todo contacto con tal pariente. Aún cuando hubiera ciertos asuntos de familia que exigieran comunicación, ciertamente esto se mantendría al mínimo. Se comprende que esto quizás sea difícil debido a las emociones y los vínculos del parentesco, tales como el amor de los abuelos a sus nietos. Sin embargo, esta es una prueba de lealtad a Dios".

(La Atalaya-15 de Abril de 1988, página 28)

 

*"Pero el pariente expulsado se le debe hacer comprender que su posición ha cambiado, que ya no es bienvenido en el hogar ni es compañero preferido".

Y más adelante añade:"En una congregación pequeña en que hubiera varias familias relacionadas entre sí, Si todos se comportaran para con la persona expulsado igual que antes de acontecer la expulsión-yendo de compras juntos, teniendo comidas campestres juntos, cuidando los niños de unos y otros-difícilmente creería esa persona que todos sus parientes cristianos fieles odiaban literalmente el mal que practicaba ella.

(La Atalaya -15 de Octubre de 1970, página 639)

 

*¿Qué diferencia hay en los testigos de Jehová entre ser expulsado o abandonar la organización o desasociarse?.En el libro llamado:"Organizados para efectuar nuestro ministerio”, en su página 151 dice:

"..Sería apropiado el que la congregación reconociera mediante un anuncio breve que esta persona de ha desasociado y ya no es testigo de Jehová. Se consideraría a tal persona exactamente como una persona expulsada"

 

LIBRO-SECRETO-DE-LOS-TESTIGOS-DE-JEHOVA.pdf (4428582)

 

El rechazo de los testigos de Jehová a recibir transfusiones de sangre sobre la base de sus creencias religiosas es uno de los ejemplos más interesantes de la oposición entre el deber de beneficencia de los médicos (y del deber de preservar la vida) y la libertad de creencias religiosas. Tal conflicto es un producto de la diversidad ideológica y religiosa en las sociedades actuales. Tras una revisión de las razones que los testigos de Jehová alegan para rechazar las transfusiones, discuto los aspectos éticos y jurídicos que esto plantea. Mi propósito es justificar que hay algunos supuestos en los que no está justificado el respeto a las decisiones de los testigos de Jehová, y en especial, apoyo tal conclusión en una concepción de la autonomía personal en la que las creencias mínimamente racionales son necesarias para justificar el respeto a las decisiones en las que está en juego un valor tan importante como la vida. 

Testigos de Jehová: entre la autonomía del paciente y el paternalismo justificado 

 

 

 

Mi madre tenía posibilidades de curarse en el hospital y la dejaron morir.

El 2 de noviembre de 2014 mi madre ingresó en la UVI del hospital Virgen del Camino de Pamplona. Yo estaba en Francia e inmediatamente bajé y me personé en el hospital. Mi madre había tenido una hemorragia y estaba baja de defensas. No tenía voluntades anticipadas, ni ningún documento que rechazara ningún tipo de tratamiento.

El hospital decidió transfundir sangre a mi madre para poder salvar su vida. Le hicieron seis transfusiones de sangre. Mi hermana y mi cuñado, ambos testigos de Jehová, pidieron que no le tratasen con sangre y derivados, a pesar de que mi madre firmó al entrar en urgencias el consentimiento a este tratamiento, y pidieron que la desconectasen de las máquinas y la dejasen morir.

Ante mi negativa rotunda a dejar morir a mi madre y plantear alternativas (albúmina, solución salina, eritropoyetina, máquina de recuperación de sangre, etc..) y después de una fuerte pelea, mi familia a mis espaldas y varios pastores de la iglesia entregaron documentación al hospital como que mi madre era una testigo de Jehová activa, siendo esto algo totalmente falso.

Pocos días antes había hablado con la doctora y me había dicho que íbamos a luchar por mi madre, que había muchas posibilidades de recuperarse. Me marché a Francia a buscar a mi esposa a las 12 horas, y a las 13 horas llegó una documentación falsa y manipulada al hospital por parte de estas personas.

Le retiraron el tratamiento y las máquinas por orden de estas personas, y mi madre murió el día 9 a las 15.30 horas. El lunes 10 llegué por la tarde al hospital a ver a mi madre y me encontré con que había sido incinerada esa misma mañana. ¿Cómo es posible que el hospital actúe con esta negligencia?

¿Cómo es posible que no prevalezca la voluntad de mi madre y sus deseos en esta situación? Las personas que escribieron y firmaron semejantes absurdeces, ¿permitirían que yo actuase de la misma forma con sus familias?

No voy contra ningún grupo religioso. Voy contra unas personas que utilizan la religión para causar daño. Esto está ya denunciado y en manos de abogados. No puede ser que alguien con cuatro papeles absurdos quiten una vida y se queden sin castigo.

Más información:

TESTIGOS DE JEHOVA LIMITANDO LA VIDA DEL PRÓJIMO,POR SU FUNDAMENTALISMO (Transfusiones de sangre)

El Colectivo #AbusosTJ, nació en Barcelona en Octubre 2016.

Se trata de un colectivo de víctimas de abusos en la confesión "Testigos de Jehová".

 

El objetivo fundamental del colectivo es :

- Ayudar anímicamente a otras víctimas

- Ayudar a las víctimas a defender legalmente sus derechos

- Dar visibilidad a la problemática de los abusos en los medios de comunicación.

 

Por otro lado, el colectivo #AbusosTJ trabaja para:

- Permitir que cualquier persona sea libre de creer, pero también de cambiar de opinión, religión o ideología sin ningún temor ni coacciones de ningún tipo.

- Que la metodología sobre el tratamiento de abusos de menores en la confesión cambie.

- Que no existan "tribunales paralelos" que juzguen delitos que deben ser juzgados exclusivamente por la justica ordinaria.

 

Las actuaciones del colectivo son siempre sin ánimo de lucro y no condicionan las personas.

Cada víctima tiene total libertad de expresión y libertad en su defensa.

Participar en este colectivo no representa ninguna afiliación a un grupo o asociación alguno.

 

Si puedes prestar ayuda, escríbenos.

Si necesitas ayuda, contáctanos, trataremos de ayudarte de la mejor forma.

 

Teléfono de ayuda a las víctimas: 91 4890983

E-mail: abusostj@gmail.com

Foro de ayuda: https://abusostj.vbulletin.net

 

Facebook: https://www.facebook.com/abusostj

Twitter: https://twitter.com/AbusosTJ

 

 

LA VIDA DE UN NIÑO TESTIGO DE JEHOVÁ... NIÑO TJ

 

Cuando un niño nace en una familia Testigo de Jehová, ya tiene impuesta su religión, (como ocurre en todas las religiones). ¿Pero qué pasa con un niño que nace en una familia de Testigos de Jehová? Cuando nace el bebe y ya pueden sacarlo a la calle, lo llevarán a sus reuniones en el cochecito. En estos momentos el niño no es consciente de nada, pero a medida que vaya siendo consciente de sí mismo, verá que el asistir a las reuniones es algo rutinario, por lo que estará acostumbrado.

 Una de las primeras cosas que enseña un Testigo de Jehová a su hijo es, aparte de decir papá y mamá, señalar dónde está Jehová. Cuando a un niño de los Testigos de Jehová le preguntan dónde está Jehová, el niño señalará automáticamente hacia arriba. Está programado para ello. El sabe que si le preguntan eso, tiene que señalar hacia arriba para que la gente se ponga contenta. Cuando el niño empieza a hablar y aprender, a medida que el niño va aprendiendo a hablar, le van enseñando a pronunciar el nombre de Jehová.

Cuando se ora en las reuniones le enseñarán a agachar la cabeza como todo el mundo. También a no armar jaleo durante la reunión, etc. Para un niño, estarse quieto durante 1 hora y 45 minutos que dura una de sus reuniones, sin enterarse de nada de lo que están diciendo, es un gran esfuerzo y, por supuesto, un aburrimiento.(en más de una ocasión vi a algunos sacar a sus hijos al patio y darles una nalgada por no poner atención, y algún pellizco en un brazo dentro del salón) Y esto ocurre varias veces a la semana.

 Cuando el niño va teniendo edad para aprender, empezarán a enseñarle la religión. Por supuesto, el niño se cree todo lo que le digan. Empiezan enseñándole el libro "Mi Libro de Historias Bíblicas", un libro con numerosas historias de la Biblia, o quizá el libro "Escuchando al Gran Maestro", un libro con las historias que contó Jesucristo, pero adaptadas a los niños. Ambos libros están hechos para los niños. Es aquí cuando el niño aprende que Dios castiga a los malos y a los que se portan mal, y es cuando el niño empieza a tener miedo de hacer algo mal para no enfadar a Dios, un miedo que irá en aumento a medida que vaya aprendiendo más cosas, y que le mantendrá dentro de la religión.

 Cuando el niño empieza a ir a la escuela, es cuando se da cuenta de que es diferente a los demás niños. A esta edad, es poco probable que los demás niños se burlen de. Es aquí cuando el niño ve que los demás niños hacen cosas que él no puede hacer. Si cantan sus compañeros, el niño moverá sus labios con otra canción simulando que está cantando o guardando silencio . Verá que los demás niños celebran cumpleaños. Sus padres le dirán que él no puede celebrar cumpleaños porque a Jehová no le gustan. Dado el miedo que tiene el niño de hacer algo que a Jehová no le guste, no celebrará los cumpleaños. Los demás niños le preguntarán, y él les dirá lo que le dijeron sus padres: "A Jehová no le gustan los cumpleaños". Cuando el niño pregunte a sus padres por qué a Jehová no le gustan los cumpleaños, éstos le darán una explicación que él aceptará, pero que no es lógica (la explicación es que en la Biblia, los cumpleaños que se mencionan provocaron la muerte de personas, y por eso a Jehová no le gustan los cumpleaños.

Llegarán las navidades, y de nuevo el niño verá que no puede celebrarlas porque a Jehová no le gustan. ¿La explicación? Jesucristo no nació el 25 de Diciembre y lo que se celebra es el nacimiento del dios Sol, por lo que es una fiesta pagana. Cosas parecidas ocurrirán con otras fiestas como los carnavales, en los que se disfraza la gente, los santos, fiestas de orientación política, etc, que el niño irá descubriendo a medida que van surgiendo. Sin embargo, el niño no entenderá algunas de las explicaciones que le den, o simplemente le dicen que a Jehová no le gusta y no le explican por qué, así que el único motivo por el que no celebrará esas fiestas será porque a Jehová no le gustan. Como el niño tiene miedo de hacer algo que a Jehová no le gusta, no lo hará.

 Pero esto lo convierte en un autómata, y ni siquiera piensa en por qué a Jehová no le gustan estas cosas, simplemente no las hace y así se asegura de que no ofenderá a Dios. De vez en cuando los padres del niño le dirán que hable a sus compañeros de Jehová. El niño les hablara de su dios Jehová, y sus padres le dirán que Jehová estará muy contento. El niño no sabrá que le están utilizando y que le provocarán problemas de mayor, pues los padres de los demás niños oirán a sus hijos hablar de Jehová y, dada la intolerancia que existe hoy día, (cada uno tiene su religión o creencia) seguramente surjan problemas con alguno de los padres de los niños.

 Entonces estos padres les dirán a sus hijos que no vayan con ese niño que les habló de Jehová (por supuesto, esto puede no ocurrir, todo depende de la clase de padres que tengan los niños). El niño verá que ciertos compañeros ya no van con él y no sabrá por qué. Empieza a sufrir la intolerancia de los demás, algo que no entenderá hasta que no sea más mayor. También hablará a sus profesores. Algunos padres Testigos de Jehová llevan a sus hijos a predicar a esta edad. Pueden llegar a estar entre una y tres horas predicando, un suplicio para un niño de esta edad, pues no suelen descansar y también un aburrimiento.

 ¿Qué ocurre cuando un niño no quiere ir a la reunión de los testigos de Jehová? Lo más normal es que sus padres le obliguen y así mientras puedan seguir obligándole. Seguirán obligándole hasta bastante mayor, salvo que se den cuenta (son muy pocos los padres TJ que se dan cuenta) de que el chico puede tomar determinadas decisiones en cuanto a la religión que quiere seguir. Cuando el niño ya lleva tiempo en la escuela, en estos momentos es cuando el niño empieza a sufrir las burlas de los demás y cuando se avergüenza de ser Testigo de Jehová.

 En estos momentos empieza a aprender cosas más profundas de la religión. El miedo a desagradar a Jehová crece. Vive en constante temor de hacer algo malo, suele tener bastantes sentimientos de culpabilidad y cree que Jehová le castigará y le destruirá en el Armagedón. Oye constantemente que el Armagedón está muy cerca y que destruirá a todo el que no cree en el, a todo el que no es Testigo de Jehová. Siente terror de que llegue ese día, pues será inesperado y la muerte será espantosa, y piensa que le va a ocurrir, pues no tiene forma de saber si no ha hecho algo malo que le cause la destrucción. También se verá obligado a predicar de casa en casa. Si le avergonzaba estar entre sus compañeros de clase por ser Testigo de Jehová, la vergüenza que sufra si se encuentra llamando en una casa en la que viva uno de sus compañeros y que le vea, será terrible. Deseará no ser Testigo de Jehová, pero no podrá, el miedo que tiene de abandonar el único medio de salvarse en el Armagedón se lo impedirá.

Puedo decir que, a esta edad, se pasa realmente mal ser Testigo de Jehová. El ir a las reuniones seguramente sea algo que no le gusta al niño, pero no puede negarse, porque le obligan. Si alguna vez se la salta, le harán sentir muy culpable tanto sus padres como sus propios sentimientos. Puede incluso que le castiguen sus padres. En estos momentos es cuando los padres del niño empiezan a ponerle restricciones en sus amistades. Algunos padres limitarán las amistades del niño exclusivamente a niños de familias Testigos de Jehová, otros no serán tan estrictos. El niño, que antes sufrió la intolerancia de los demás, empieza a ser él mismo intolerante pero obligado por sus padres. El niño tendrá pocas amistades y muchos problemas de adaptación y de relación con los demás. Cuando el niño sea adulto tendrá muchos problemas para relacionarse normalmente y se sentirá perdido en un ambiente social que no sea el de los Testigos de Jehová.

MITSUKO

(RedUNE agradecemos mucho este ejemplar TESTIMONIO)

TODOS DEBEMOS SER CONOCEDORES DE LO QUE ENCIERRA EN VERDAD ESTE SECTARISMO E INTOLERANCIA PSEUDORELIGIOSA DE LOS DENOMINADOS “TESTIGOS DE JEHOVA”-

 TESTIGOS DE JEHOVA AL DESCUBIERTO.mp4

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ NO PODRÁN OPONERSE A LAS TRANSFUSIONES A SUS HIJOS

La Fiscalía General del Estado ha establecido en una circular dirigida a todos los fiscales que los testigos de Jehová no podrán oponerse a que sus hijos menores de edad reciban transfusiones de sangre en situaciones urgentes en las que peligre su vida, ya que en estos casos el médico podrá aplicar directamente el tratamiento sin necesidad de acudir ante el juez. Lo cuenta Julio M. Lázaro en el diario El País.

El documento firmado por el fiscal general, Eduardo Torres-Dulce, ha establecido los criterios que deben emplear los fiscales en los conflictos que surgen en clínicas y hospitales ante las transfusiones de sangre y otras intervenciones médicas urgentes y graves que a juicio de los médicos se deban realizar a menores de edad, y que se encuentren con la oposición del propio menor o de sus representantes legales.

El principio de actuación es el del interés superior del menor frente a otras consideraciones. Los menores de 16 años que, a juicio del facultativo, no estén en condiciones de comprender el alcance de la intervención, carecen de capacidad para prestar el consentimiento informado. Además, y como regla general, por debajo de 12 años, se entenderá que el menor carece de la madurez mínima exigible.

La Fiscalía distingue entre el “menor maduro”, de 16 y 17 años que como regla general habrán de prestar su consentimiento y el “menor no maduro” o sin capacidad intelectual ni emocional para comprender el alcance de la intervención. Tratándose de menores de 16 años, se evaluará en cada caso la posible concurrencia de parámetros de madurez. En esos casos, el consentimiento habrán de prestarlo los representantes legales del menor, con la obligación de oírle siempre que tenga más de 12 años.

 

Revisión de los casos relativos a la secta

La circular contiene una especial referencia a los testigos de Jehová, cuya negativa a las transfusiones de sangre se funda en una interpretación literal de varios pasajes bíblicos. El texto del fiscal estudia los tres pronunciamientos del Tribunal Constitucional, y en especial una sentencia de 2002, sobre el caso de un menor de 13 años cuyos padres y el propio niño rechazaron una transfusión tras un grave accidente de bicicleta.

En aquel, caso, el centro hospitalario solicitó y obtuvo una autorización judicial para el caso de riesgo vital, pero la intervención no pudo realizarse porque el terror del niño entrañaba severos riesgos de hemorragia cerebral. Tras una peregrinación por centros hospitalarios en busca de soluciones alternativas, el estado del paciente ya en su domicilio se hizo tan crítico que me4ced a nueva intervenciones judiciales, se propició la transfusión que no pudo contrarrestar la hemorragia cerebral ni impedir el fallecimiento.

Los padres fueron condenados por el Supremo por homicidio pero el Constitucional declaró que tal condena entrañaba vulneración del derecho a la libertad religiosa. Sin embargo, la misma sentencia declaró que la resolución judicial autorizando la práctica de la transfusión en aras de la preservación de la vida del menor, una vez que los padres se niegan a autorizarla invocando sus creencias religiosas, no es susceptible de reparo alguno desde la perspectiva constitucional.

 

Cuatro supuestos

A la vista de esta doctrina, la Fiscalía establece los siguientes supuestos:

1) El “menor maduro” se niega a una transfusión de sangre u otra intervención con grave riesgo para su vida, pero sus representantes legales son favorables.

En ese caso, el médico puede llevar a cabo la intervención sin necesidad de acudir al juez. Si la situación no es de urgencia, es aconsejable acudir al juez de guardia, directamente o a través del fiscal.

2) El “menor maduro” rechaza la transfusión y su representantes legales también.

En este caso, el médico debe plantar el conflicto ante el juez de guardia directamente o a través del fiscal, pero si la situación es de urgencia puede llevar a cabo la intervención sin autorización judicial amparado pro la causa de justificación de cumplimiento de un deber y de estado de necesidad.

3) El “menor maduro” presta su consentimiento y sus representantes se oponen.

El médico puede aplicar el tratamiento sin intervención judicial, dada la capacidad de autodeterminación que la ley reconoce al menor maduro.

4) Los representantes del “menor no maduro” no consienten la intervención, generando grave riesgo para su vida o salud.

El médico debe plantear el conflicto ante el juez de guardia, directamente o a través del fiscal, pero en situaciones urgentes, el médico puede directamente aplicar el tratamiento frente a la voluntad de los padres estando su conducta plenamente amparada por dos causas de justificación.

En todo caso, los fiscales deberán emitir sus dictámenes con carácter preferente y urgente y promover ante el juzgado de guardia un expediente de jurisdicción voluntaria.

 

*LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y SUS JUICIOS INTERNOS(La nueva inquisición)

“Nos ponemos en contacto con usted (…) porque ha mantenido relaciones sexuales fuera del matrimonio. Por este motivo debemos citarle para una audiencia judicial, es nuestra responsabilidad teocrática”. Con estas palabras comienza la carta que la congregación francesa de los testigos de Jehová en Cardedeu (Barcelona) ha enviado a un hombre de 43 años que dejó de ser un miembro de esta comunidad hace “casi cinco años”, según informa Guillem Sánchez en El Periódico de Catalunya.

 

*TESTIGOS DE JEHOVÁ Y SU JUSTICIA PARALELA(La ruptura familiar)

 

El 14 de abril de 1988 la Wachtower, la cúpula que dirige desde EEUU a los ocho millones y medio de Testigos de Jehová que están repartidos por todo el planeta, comunicó una nueva orden a los miembros de su comunidad. A España llegó a través de la publicación 'Atalaya' -el canal de comunicación habitual-. El artículo se llamaba ‘Disciplina que puede dar fruto pacífico’Enrique Carmona lo recuerda bien porque esta decisión, tomada desde el otro lado del océano Atlántico, le cambió la vida.

 

Entramos en el oscuro mundo de los Testigos de Jehová: abusos, mujeres sometidas y suicidios

por Brais Cedeira 

Acusaciones de pederastia, rechazo a los homosexuales, "muerte social", robo de datos personales, suicidios... EL ESPAÑOL entrevista a 15 ex miembros de esta "secta" en España que denuncian toda clase de situaciones. 

LOS PELIGROSOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

A raíz de los homicidios y suicidios del “Templo Solar”, en Francia, Canadá y Suiza, en 1994, el Gobierno de Francia nombró una comisión de investigación. En el informe Gest-Guyard se incluye a los Testigos de Jehová entre 173 “Cultos peligrosos”. A la vista de esto, Francia ordena una auditoria que abarca de 1993 a 1996, de la cual se deriva un elevado montante de dinero. Acto seguido les exigen pagar 25 millones de dólares como impuestos por el 60% de las donaciones. Como la Watchtower no acepta eso, el 14 de mayo de 1998 le comunican que debe pagar una multa de 50 millones de dólares. El 22 de junio de 1998 inician el embargo.

Entretanto la Watchtower desmantela seis fábricas en Europa: Austria, Países Bajos, Dinamarca, Grecia, Suiza y Francia.

Enterados de lo sucedido en Francia, A.F.A.S. realiza una investigación, y en noviembre de 1999 presenta la denuncia a la Fiscalía de Hacienda, de un, de momento presunto fraude fiscal, junto con este dossier de 200 folios con 290 documentos de la propia S.A. Watchtower.

¿Quién está detrás de los Testigos de Jehová?

El secretismo y el misterio encubren todo lo relacionado con esta organización. Todo su montaje, aparentemente religioso, es solo un velo que oculta la realidad. Pues quien dirige, controla, manipula y explota

a los pobres Testigos de Jehová, es una empresa multinacional, de nombre Sociedad Anónima Watchtower de Nueva York. Dicha sociedad consta de 500 accionistas, que nadie sabe quienes son, pues tanto en sus libros, revistas, formularios o cartas, nadie firma. Y como una gran empresa, todos los años a primeros de octubre, celebran una reunión de negocios con los accionistas, a puerta cerrada. Esta S.A. Watchtower aparece en los anuarios empresariales editados por la Dun de Bradstreet, como una de las 50.000 empresas más importantes. Asimismo la Asociación de los Testigos de Jehová, en España, aparece entre las 30.000 principales empresas más importantes, con unas ventas en 1992 de 2.000.000.000 de pesetas." Antonio Carrera 08/12/2003

 

Las Finanzas de Los Testigos de Jehova.pdf (71941)