RedUNE Gana un demanda por parte de Enric Corbera Institute.

29.07.2018 11:49

 

 "Corbera creó hace unos años el Enric Corbera Institute en Rubí (una localidad a 20 minutos de Barcelona), que antes era la charcutería de sus suegros, y ha acabado siendo una charcutería emocional por los destrozos que está causando a la gente". Quien habla es Emilio José Molina, vicepresidente de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP), miembro de la Red para la Prevención del Sectarismo y Abuso de la Debilidad (RedUne), y una de las personas a las que ha demandado Corbera por denunciar sus peligrosas prácticas públicamente.

La segunda demanda contra Molina y RedUne la formuló Corbera en julio de 2017 por -atención- supuestos delitos contra la propiedad intelectual por el uso indebido de sus vídeos. RedUne, en un intento de prevenir la ocultación de pruebas, se descargaba los vídeos en los que Corbera realizaba abyectas afirmaciones sobre la cura del cáncer u otras enfermedades. Después, los subían a su propio canal de YouTube, dejándolos en modo oculto para que sólo accedieran a ellos aquellas personas que conocieran el enlace por vía del dossier, tal y como explica Molina.

Esta segunda demanda ha vuelto a ser desestimada hace sólo unos días. Sin embargo, no lo hace porque el contenido de estos vídeos sea de interés general, o porque con ellos se realice una labor social para proteger a posibles incautos, sino porque los peritos no han conseguido demostrar que se trate de una obra original. Según destaca la sentencia, el propio Corbera "ya afirma en su página web que la llamada bioneuroemción no es algo nuevo, sino que bebe de muchas fuentes" y en los vídeos de sus charlas o conferencias "se mezclan referencias a obras y pensamientos de terceras personas, con especial hincapié a Un curso de milagros [el libro de Helen Schucman que defiende que la realidad es creada literalmente por nuestro pensamiento.

 

 

El 'charlatán' que dice curar el cáncer sin tratarlo vuelve a la carga: así intenta callar a los críticos

La BioNeuroEmoción pierde una demanda contra RedUNE (Todo lo que te ocultan)